Cultivando Nutrición y Sostenibilidad: El Cultivo del Brócoli

En Agromontes, nuestro compromiso con la calidad y la sostenibilidad se refleja en cada etapa del cultivo del brócoli, una hortaliza que va más allá de ser un ingrediente imprescindible en la dieta mediterránea.

Todo comienza con la elección meticulosa de semillas de brócoli, seleccionadas por su calidad y potencial nutricional. Cuidamos con atención, proporcionando las condiciones ideales para su crecimiento. Este período temprano es esencial para establecer una base robusta que asegure la salud y vitalidad de las plantas en crecimiento.

Nutrición y Suelo Sostenible

Nuestro compromiso con la sostenibilidad se refleja en la gestión de nuestros campos. Implementamos prácticas agrícolas sostenibles que preservan la salud del suelo y minimizan el impacto ambiental. Nutrimos la tierra para que, a su vez, nutra a nuestras plantas.

Otra etapa importante es la formación de las cabezas florales. Con un cuidado meticuloso, permitimos que estas estructuras compactas se desarrollen plenamente, prometiendo un sabor y una textura óptimos.

Recolección a mano

Garantizando la integridad de cada cabeza de brócoli. Cortamos con precisión, reconociendo el momento exacto en que la hortaliza alcanza su punto máximo de frescura.

Envasado con Cuidado

Después de la cosecha, cada cabeza de brócoli se clasifica y envasa con cuidado en nuestras instalaciones para preservar su frescura. Nuestro compromiso con la calidad se extiende a cada paso, desde el campo hasta el empaque.

El brócoli destaca por ser una de las verduras que contiene un mayor efecto antioxidante. Así también, su aporte en vitaminas le confiere un excelente valor nutricional ya que proporciona, entre otras, vitamina B1, B3, E, A y C. Entre los minerales que aporta esta verdura destaca el potasio, aunque cuenta también con cantidades específicas de sodio, fósforo, calcio, zinc, yodo, hierro y magnesio. Esta hortaliza se considera un superalimento.